Conectate con nosotros

Básquet

Un entrerriano lleva sus conocimientos a la NBA

Ezequiel Lavallen, nacido en La Paz, es un referente de consulta para técnicos y profesores de clubes de todo el continente. A fines de este mes será disertante de la Junior NBA México.

No se conforma con ser un apasionado en lo que hace. Ese no es su techo. Buscar la excelencia, capacitarse, aprender, enseñar y trasladar sus conocimientos a sus pares. Para Ezequiel Lavayen ese es el camino. No hay otra fórmula.

Nacido en La Paz, el protagonista en cuestión tiene una reputación bien adquirida. Licenciado en educación física y especialista en el alto rendimiento con postgrados en diferentes países del mundo (España, Croacia y Serbia, entre otros), Lavayen acaba de ser contratado por la NBA México para disertar en la próxima Academia.

El entrerriano será parte de la Junior NBA 2022 para capacitar a entrenadores de Latinoamérica. Será el 23 y 24 de febrero, una experiencia que suma a su ya extenso currículum.

En ese prestigioso evento, Lavayen estará a cargo de temas como «Posturas ofensivas en edades de formación» y «Motricidad en minibasquet»: “Se contactaron desde la NBA México y nos invitaron para exponer junto a Nicolás Casalánguida, con quien trabajamos juntos en capacitaciones. La Junior NBA tiene un programa que se denomina Coaches Academy que se dedica a capacitar a todos los entrenadores de Latinoamérica. Para nosotros es un placer trabajar con ellos porque es una experiencia que te eleva el nivel”, contó.

Hace tiempo que realizás charlas en eventos de sumo prestigio, pero que te llamen de la NBA debe ser de una responsabilidad y orgullo muy grande.

-Desde que ya que te moviliza. Si bien nosotros venimos trabajando desde hace tiempo con Federaciones y clubes de diferentes países, que ahora tengamos que exponer en la Junior NBA México es un reconocimiento a la inversión que hemos hecho en cuanto a conocimientos y al tiempo que hemos estado capacitándonos para estar a la altura de brindar contenidos que demanda el básquet latinoamericano. Es muy lindo como muy desafiante.

¿Por qué crees que otros países se fijan en entrenadores y profesores argentinos para capacitar a sus pares de todo el continente? Se da a menudo.

-En el básquet argentino los entrenadores están acostumbrados a tener que rendir constantemente y tener diferentes niveles de capacitaciones para poder dirigir. Esta posibilidad se manifiesta gracias a la estructura sólida conseguida con la Escuela de Entrenadores de Básquetbol (ENEBA). Esta situación en otros países no es tan así, no está tan presente. Entonces, se fijan en nosotros para cubrir un poco esa necesidad de conocimientos y capacitaciones. En Argentina, capacitarse es obligatorio, en otros lugares no lo es.

-¿Qué significa para vos tener la posibilidad de capacitar a entrenadores y profesores, quienes, muchos de ellos, son de gran nivel?

-Lo tomo con normalidad y tranquilidad. Se trata de transmitir la actualidad de los contenidos, de las investigaciones que se van realizando sobre acondicionamientos físicos y de cómo llevar esos nuevos registros al campo de juego y qué experiencia se obtiene de las mismas. En esas capacitaciones lo que se muestra son muchos datos y muchos trabajos de experiencia. El avance del deporte es muy grande y es continuo, entonces hay que estar todo el día actualizándose. Lo que hago es trasladar esos conocimientos. Para mi es un privilegio.

-Hablemos de las categorías formativas. Está esa disputa entre quienes entrenan para ganar y los que entrenan para enseñar.

-El sistema nacional formativo lo conozco bastante. Hay que tener en cuenta que hay realidades diferentes en todo el país. Un ejemplo, dentro de Entre Ríos encontrás una Asociación como la de Paraná que debe ser Top 5 como una de las más fuertes del país por cantidad de clubes y competencia, y hay otras asociaciones con poca cantidad de clubes y competencias. Después, uno de los grandes problemas son las infraestructuras. A la gran mayoría de los clubes les falta espacio y disponibilidad. La cantidad de horas que se le puede dedicar a los entrenamientos es poca. Y otro punto importante es que a los chicos se los satura con competencias y nos olvidamos de entrenar. En ese combo, encontrás muy buenos equipos pero a la vez hay serias falencias de técnicas individuales. Una de las debilidades de los chicos es saber desplazarse correctamente y ocupar espacios como así también la técnica y eficiencia del lanzamiento.

-¿Eso es lo que se percibe en las inferiores?

-Claro, lo hablamos siempre con los entrenadores. No por nada después escuchas a Sergio Hernández o Néstor García decir que la selección hoy no tiene tiradores. Vos dirás, “¿y Luciano González y Matías Solanas?”. Está bien, pero hacerlo hoy en el roce internacional es otra cosa. Debemos preparar tiradores para ese nivel.

-En los últimos años el básquet cambio mucho, con sistemas de juegos más dinámico que antes. ¿Crees que lo físico se impone sobre lo técnico?

-No, nunca se impone. Vos para llegar al otro lado de la cancha tenés que saber driblear y tener un muy buen manejo de balón, o tenés que saber pasar muy bien la pelota, o saber correr y llegar a tu posición. La obligación es táctica y técnica, y lo que hace todo eso es una manifestación física. Lo que domina es el juego, vos tenés que prepararte físicamente para poder desarrollarlo.

-De qué vas a referirte en la clínica de la Juniors NBA México?

-Tengo dos temas. Uno es sobre la motricidad en el básquet. Está vinculado al dominio de las posturas del juego, de separar los pies más que el ancho de los hombros, que el centro de gravedad esté bajo, que las rodillas no se inclinen hacia adentro, que los brazos puedan compensar y equilibren el cuerpo. Las correctas posturas te van a permitir ser tan bueno cuando vas a la derecha como a la izquierda. Eso te hace un jugador más completo.

-No sé cuántos entrenadores le dan prioridad a este trabajo. O los mismos jugadores.

-Las buenas posturas del juego permite tener buenos apoyos para desplazarse y tener velocidad. Hoy los chicos ven y se asombran como juega Luka Doncic y quieren ser como él. Pero miren como mueve los pies, las posturas que tiene, como hace los crossover al ras del piso y como la pelota pasa por debajo de las rodillas. Para llegar a eso hay que prepararse motrizmente. En ataque todos los jugadores quieren hacer lindas jugadas pero después te chocas que si no tenés estabilidad en las rodillas, movilidad en los tobillos, fuerza en la musculatura en la zona media y cuádriceps, no podés ejecutar nada. De eso se trata.

La apuesta de la NBA

La Junior NBA es el programa oficial de la NBA que fomenta el baloncesto en los jóvenes, mejorando su experiencia en el deporte. Y también capacitar a entrenadores de formativas.
La plataforma tiene como objetivo enseñar los fundamentos de esta disciplina, mientras se les inculcan valores fundamentales, incluyendo el trabajo en equipo, el respeto y el deportivismo.
En el 2017, Paraná tuvo la oportunidad de contar con este plan. En esa oportunidad se realizaron diferentes acciones. Durante los tres meses que duró la propuesta se jugó una Liga intercolegial. Alrededor de 400 chicos y chicas entre 11 y 12 años de edad de diferentes escuelas disputaron más de 150 partidos.

Fuente: El Diario

FM deportes
META IND
ORIGINAL

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Básquet