Conectate con nosotros

Atletismo

El abrazo del alma

Sus piernas de golpe se aflojaron. Las mismas piernas que habían soportado más de dos mil kilómetros de entrenamientos, casi que no podían mantenerlo en pie. Se abrazó con alma y vida a su esposa y rompió en llanto. Un llanto que le salió desde lo más profundo del alma, de las entrañas. Alejandro Negri había cumplido su promesa de completar el Ultramaratón contra el abuso sexual en las infancias y adolescencias y se derrumbó en los brazos de su compañera Camila Chort. Toda la tensión acumulada durante los últimos meses se le vino encima. No había sido un día más en su lucha en busca de justicia por el abuso que sufrieron sus dos hijas de 4 y 6 años.

El caso de dos niñas abusadas en Lucas González generó conmoción en toda la comunidad. La justicia mantiene en prisión domiciliaria al imputado desde al año anterior y la familia de las víctimas aguardan por un juicio.

El pedido de justicia se ha realizado en diferentes formas pero Alejandro, quien siempre ha estado relacionado al deporte y tiene un gimnasio en Lucas González, decidió a través de una promesa luchar no solo por sus hijas sino también por todos quienes sufren abusos sexuales.

“Con un amigo íbamos viendo de cómo hacer una especie de promesa y además brindar conciencia. En principio la iba a hacer solo, con la compañía de familiares y amigos para la hidratación y asistencia, pero un amigo nos consiguió el apoyo del gobierno de Entre Ríos y el evento se magnificó. Mucha gente se comenzó a sumar. Personalmente realizó rutinas de maratón, contacté a mi instructor que corre en modalidad ultramaratón para correr los 84 kilómetros que separan Ramírez de Lucas González y así fue que comenzó esta historia”, relató Alejandro.

Aunque el clima tenía otros planes y debido a las lluvias caídas en los últimos días, el plan inicial tuvo que modificarse, nada haría claudicar a Alejandro. A las 7,30 de la mañana salió de Ramírez hacia Aranguren ida y vuelta para completar los primeros 25 kilómetros. No lo hizo solo. A su lado corrían Alejandro David Belén, mundialista de duatlón, Iván Vincent, integrante de la selección argentina de ultramaratón, Sebastián Armenault, maratonista solidario que por cada kilómetro que corre sus sponsors donan alimentos, aparatos ortopédicos, Alejandro Pereyra, cuatro veces campeón argentino de Kick boxing, Martín Hepp, ultramartonista, Juan Coassolo y Andrés Laco. Muchos se sumaron en bicicletas y en algunos en autos. La llovizna no fue ningún impedimento para completar el primer recorrido.

El día viernes, en el Polideportivo Municipal de Ramírez, se desarrollaron charlas abiertas al público con diversos profesionales en las cuales estuvieron presente: Diego Casis (entrenamiento físico para maratonistas), Activación de protocolo en caso de Abuso Sexual Infantil a cargo del equipo ANAF (Área de Niñez, Adolescencia y Familia) y Sebastián Armenault, con una charla motivacional y de superación titulada “Superarse es ganar”.

Al mediodía de ese domingo nublado y lluvioso, Alejandro salió del Polideportivo Municipal de Lucas González para completar otros 25 kilómetros recorriendo las calles de su pueblo. Estaban su familia, sus amigos, gente que se fue sumando para apoyar la causa y por supuesto sus hijas quienes, con una banderita que decía “Los niños no mienten”, observaban con asombro como su papá recibía a cada paso, un abrazo, una palmada y palabras de aliento.

Quienes no acompañaban en el recorrido decidieron salir a la puerta de sus casas para regalar aplausos y aliento a Alejandro y todas las personas que acompañaban la cruzada. Pero los vecinos de Lucas González, no sólo salían a la puerta. Se acercaban al cordón de la vereda para que se pueda escuchar bien fuerte su apoyo. Otros paraban en las esquinas con sus autos y hacían sonar las bocinas. Todos de alguna manera querían decir presente.

“Comenzamos a conocer otras historias de abusos. La gente es como que empezó a sentirse identificada al escuchar nuestro relato. Creo que estamos haciendo un bien, el salir a contar permitió que muchas víctimas, que no necesariamente son recientes sus abusos, empiecen a buscar ayuda. Conocemos gente adulta que tras haber hablado con nosotros comenzó a ir al psicólogo para superar los abusos que sufrieron en la niñez o en la adolescencia”, relata Alejandro.

El evento fue declarado de interés por la Honorable Cámara de Diputados de la Nación y la Cámara de Senadores de la Provincia de Entre Ríos. Los participantes no tenían ningún costo de inscripción, solamente quien quisiera podía colaborar con alimentos no perecederos, libros, ropa y juegos de mesa, los cuales serán distribuidos en el Jardín Maternal Pekitas, el Asilo de Ancianos del Hospital Santa Rosa y en el Espacio Comunitario “Micaela García” de Lucas González, junto con la Casa del Niño y el Joven de General Ramírez. Una vez completado el recorrido, se realizó un festival solidario con diversos grupos musicales y una charla motivación y superación a cargo de Sebastián Armenault.

A pesar del cansancio acumulado, Alejandro Negri puede estar tranquilo: comprobó que en su cruzada contra el abuso sexual en la niñez y adolescencia no está solo.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Atletismo