Conectate con nosotros

Fútbol

Una vida detrás de la pelota

Roque Alfaro, el entrerriano que ganó todo con River y es ídolo en Newell’s, nos cuenta cuando dirigió a Scaloni y Samuel. Como fue compartir cancha con Maradona y ver crecer a Messi

Por Cornago Gonzalo

Un juego de camisetas y once pares de botines. Eso fue lo que le costó a Newell´s el pase de Roque Raúl Alfaro. Basta repasar su carrera como jugador para darse cuenta que probablemente Alfaro es el deportista más destacado que ha tenido Nogoyá a lo largo de su historia. En casi 20 años en primera división Roque obtuvo los siguientes lauros:  : 2 ligas en Colombia 1982 y 1983, Campeonato 1º divisiòn con River 1985-1986, Copa Libertadores 1986, Copa Intercontinental 1986, Copa Interamericana 1987, Campeonato de 1º división 1987-1988 con Newell’s. 

En todo y cada uno de esos equipos fue titular indiscutido y el recordado Newell`s de 1987-1988 lo tuvo como goleador y figura. Disputó con la selección argentina la Copa America en 1987, junto a un tal Diego Armando Maradona.  “Para un jugador de futbol representar a su país es lo más importante que te puede pasar, y si encima tenés la suerte de poder compartir equipo con Maradona, es algo inigualable. Fue un placer y un lujo.  Ese equipo venía de ser Campeón del Mundo, imaginate la satisfacción que te convoquen para sumarte a ese plantel. En esos momentos, teníamos la posibilidad de charlar mucho, no había tanta tecnología. Era mucho mates y charlas. Saber de la vida personal de cada uno, era otro relación y la unión del grupo. Siempre si había algún problema en la familia lo solucionábamos entre nosotros”

Que recuerdos tenes de Maradona?

Los mejores. Tengo recuerdos tan íntimos. Fui a su casamiento, estuve en el bautismo de sus hijas. Un día fuimos a jugar un partido a Zurich contra la selección de Italia porque estaban promoviendo el Mundial del ‘90  y Diego estaba en Italia viviendo. Nosotros llegamos, nos alojamos en el hotel y en un momento levantó el teléfono y era él: ‘Alfarito ¿Dónde estás?’. Me preguntó ‘¿cómo se llaman tus hijas? Porque le quiero dedicar esa foto que tengo para ellas’.Cuando vino la última vez a la cancha de Newell´s, me ve y me dice:  ‘¡Que bien te ves Alfarito!’, porque yo venía de una situación muy brava de salud y realmente son cosas inolvidables. Prefiero contar la otra parte porque ¿Qué voy a contar de Diego jugador?. Fue el más grande de todos. Futbolísticamente no hubo nadie como él.  La gente no tiene dimensión de lo que significo Maradona para el jugador de fútbol. El era un embajador del fútbol. Era como nuestro presidente, era un respaldo enorme el que teníamos. El estaba siempre pendiente del jugador de fútbol y sobre todo con el jugador argentino. Siempre te llamaba, te mandaba una tarjeta para fin de año. El nunca se olvidaba de cualquier jugador argentino que anduviera por el mundo

El fútbol que es gran parte de la vida del nogoyaense Roque Alfaro, fue parte fundamental también en su recuperación: “River a mi me enseño a ser ganador. A no bajar los brazos nunca. Eso también me ayudo en el momento de mi enfermedad, para vencer al adversidad que fue grande, perdí casi 20 kilos, cuando salí del Hospital, recuerdo que me tenían que llevar alzado, porque no tenía fuerza, ni para caminar”.

Alfaro llegó a River en 1983, luego  de haber obtenido dos campeonatos con el América de Cali en Colombia. En el equipo millonario obtuvo el Campeonato de Primera División 1985-1986, la Copa Libertadores 1986, Copa Intercontinental 1986 y Copa Interamericana 1987

“Con River te haces conocido a nivel nacional. Yo hoy voy a cualquier provincia de nuestro país y me recuerdan  mi paso por River. Aunque como digo siempre, nosotros fuimos más jugadores de radio que de televisión. En nuestra época no es como ahora que te pasan todos los partidos por TV. En River ser segundo no servía, solo valía ganar. River era un grupo de hombres grandes que se pusieron la camiseta para ganar todo. Nosotros a cualquier lugar que íbamos salíamos aplaudido. Jugábamos con una responsabilidad tremenda,  ganábamos en todos lados. No recuerdo los partidos que perdí en esa época.  El” Bambino” Veira nos llenaba de libertades, pero le devolvíamos eso con triunfos.   Era tan grande el compromiso de ese plantel que el Beto Alonso, era suplente y no ponía nunca mala cara y siempre tiraba para adelante”. 

Alfaro no solo tuvo una extraordinaria carrera como futbolista, sino que también desarrolló una gran labor como entrenador, en las categorías formativas, siendo ayudante de campo de “Tolo” Gallego en River e Independiente, donde fueron campeones.

Por tus manos pasaron muchos jugadores cuales son los que más recordás?

Uhhh, son muchos los jugadores que he tenido a lo largo de los años. Podría empezar recordando a Lucas Bernardi que lo tuve en la primera categoría que dirigí en Newell’s, en Rosario también lo tuve a Walter Samuel, a Scaloni,  Damian Manso, Aldo Duscher. En la època de River dieron mis primeros pasos conmigo Andres D’alessandro, Fernando Cavenaghi, Martin Demichelis, Sand.  Probé a Gabriel Heinze y con el consentimiento de Griffa hablé para que lo ficharan. Fui el primer entrenador que vio a Radamel Falcao cuando llegó a River y dí el visto bueno para que se quedara. Han sido muchísimo jugadores en todos estos años.

Justamente Gabriel Heinze ex jugador de Manchester United, Real Madrid, PSG, recuerda cuando con solo 14 años llegó de su Crespo natal a Newell´s y se encontró con Alfaro: “Mis papás me enseñaron a ser agradecido y mi agradecimiento para Roque, siempre estará, por haberme ayudado tanto en mis primeros pasos en el fútbol.  Me tomo muy chico y me agarró como un papa, recuerdo que a mis padres les dijo al “Guri” lo voy a cuidar yo. Y fue así, Roque  me cuido y mucho”

Arranca la Copa del Mundo, que expectativas tenés?

No hay nada mejor para un argentino, que la Copa del Mundo. Durante lo que me queda de vida, voy a seguir pensando que la alegría más grande que tiene el país, es cuando a Argentina le va bien en el Mundial. Por eso somos diferentes a todos. A todos. Es una pasión inexplicable la que tenemos por el fútbol, y por supuesto estoy ilusionado como todo el mundo. Es muy grande la ilusión que tenemos, estamos todos muy expectantes. Ojalá podamos llegar  a las instancias decisivas, después que Dios y los jugadores decidan, ojalá que nos toque reencontrarnos con la Copa del Mundo

Dirigiste al técnico de nuestra selección y a su ayudante de campo

Así es y soy un afortunado también por eso. Tanto a Scaloni, como a Walter Samuel, los dirigí en inferiores y a Lio Messi lo conozco desde que tiene 8 años, así que imaginate que mas allá de todo lo que le genera a un argentino la selección, a mi me llega también desde lo afectivo, por esas personas que vi dar sus primeros pasos en el fútbol. También me llena de orgullo por nuestro querido Newell’s que demuestra una vez más, la historia que tiene de sus divisiones inferiores, y es un orgullo muy grande que esté representada por tantos jugadores surgidos de NOB

Viste crecer a Messi y ahora te toca buscar su sucesor

Etamos trabajando muy bien para River en el área de captación. Este año estuvimos recorriendo toda la provincia de Santa Fe y he acompañado a los coordinadores de Córdoba y Santa Fe. Lo disfruto mucho y como decís es tratar de encontrar el reemplazo de Messi. Es difícil porque si bien aparecen, hay que tener paciencia porque son chicos y hay que saber llevarlos. River tiene 15 personas encargadas en cada provincia del país. Nosotros sabemos que el que busquemos tiene que ser el mejor. River no se conforma con el más o menos, busca el mejor.Es difícil y gratificante a la vez. Siempre digo que los grandes nos hacen enojar y los chicos, no traen alegría.

La nota completa en El Boletín

FM deportes
Ramírez
Nogopaint

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Fútbol