Conectate con nosotros

Fútbol

“De acá no salís vivo”

El árbitro Fabián Margulis se refirió a las agresiones que recibió en el duelo entre 25 de Mayo y Ferro.

El Club 25 de Mayo y Ferro igualaron sin goles en la vuelta de la semifinal de la Unión Deportiva de Ligas y el Decano se clasificó a la final por la ventaja conseguida en la ida.

Era un partido para recordar por mucho tiempo. Por todo lo que estaba en juego, por el marco de público que se dio en ambos encuentros, pero lamentablemente el partido será recordado por los golpes, corridas entre los jugadores y por la agresión del entrenador de Ferro, Ignacio Alvarez al árbitro del partido, Fabián Margulis quien fue trasladado al Hospital San Blás donde se contactaron lesiones en la zona costal y rasguñones en el cuello.

En diálogo telefónico con www.entredeportes.com.ar, Margulis -árbitro del encuentro que fue agredido- hizo un análisis de lo sucedido. “Estoy bien, recuperándome. Recibí un par de golpe cobardemente por la espalda de varios jugadores y principalmente quien originó todo esto, fue el entrenador del club Ferro, Ignacio Alvarez. Por seguridad fui trasladado al Hospital y la misma policía constató los golpes que recibí en la espalda y cuello. Fue muy triste lo que paso y ojalá sea la última vez que esto ocurra. Era una fiesta por el marco que había, por la cantidad de niños y familias que se encontraban observando el partido. Lo que sucedió es repudiable por donde se lo mire. Un árbitro puede cobrar bien, mal, regular, puede ser un desastre o no, pero la violencia es repudiable del lado que lo mires”, expuso.

¿Habías vivido una situación similar anteriormente?

Han transcurrido situaciones similares, pero nunca algo como acá, donde el operativo policial fue nulo para nosotros. Los protocolos indican que la policía debe formar un cordón, para proteger la integridad de la terna arbitral y acá nos dejaron al azar, por eso paso todo lo que pasó

¿Te llamó la atención la actitud del entrenador de Ferro?

Uno puede entender que en un momento de calentura un jugador se pelea con el rival, que discuta, eso lo vemos en toda parte del mundo. Pero que un entrenador, que encima es docente, reaccione de esta manera, es muy grave. Corrió peligro nuestra integridad. Si quien debe poner paños fríos a la situación y es la cabeza de grupo, tiene ese tipo de reacción, obviamente los jugadores van a hacer lo mismo.

¿Entendés por qué reaccionaron de esa manera?

Es incomprensible e injustificable. La terna arbitral no incidió en lo más mínimo en el resultado del encuentro. No hubo ninguna situación polémica durante todo el encuentro. Recibí mensaje de gente de la federación, de colegas que estuvieron en la cancha, resaltando justamente que nuestra actuación había sido impecable. El desarrollo del encuentro fue friccionado, cortado. Algunos jugadores de Ferro se quejaban de que el partido era muy cortado y 25 hacía tiempo, pero cuando más tiempo pasó parado el partido fue porque la parcialidad de Ferro le tiraba cosas al jugador de 25 que iba a ejecutar un corner. Que tengo que ver yo con eso. Eran los hinchas que arrojaban cosas al jugador y por eso no se podía ejecutar el tiro de esquina.

¿Notabas un clima raro durante el partido?

Notaba a los jugadores mal predispuesto, al minuto de juego ya se estaban quejando de que 25 de Mayo estaba haciendo tiempo. Entiendo la carga que conllevaba el encuentro, pero era como ya entraron al campo de juego con un pensamiento negativo. Cuando finalizó el primer tiempo, un integrante del cuerpo técnico de Ferro que fue expulsado a raíz de lo que me informó el juez de línea, vino a darme la mano, me agarró de una forma extraña tomándome hasta la muñeca y me dijo “Hijo de mil puta, cobra bien, porque de acá no salís vivo” y me rompió el reloj. Eso fue al finalizar el primer tiempo, todavía quedaban 45 minutos de juego, como para poder convertir un gol y acceder a la final. Estaban cargado de violencia sin ningún sentido.

¿Qué recordás de la agresión que sufriste?

Trate de sacarme esta persona de encima cruzando mi brazo, al agarrarme él de la remera quedamos enredados y ahí recibo lo golpes de los jugadores que fueron informados y quedaron sentados en la declaración policial pertinente.

¿Realizaste una denuncia por todo lo sucedido?

Realizamos todos los trámites que debíamos realizar como nos indicaron los presidentes. Está el certificado del hospital, la denuncia policial, el certificado de la policía. Tiene que haber una sanción ejemplificadora para que, quienes son generadores de violencia, no entren nunca más a un campo de juego.

¿Creés que se puede sacar algo positivo de todo esto?

Espero que esto sirva de experiencia para todos. Estamos en el siglo XXI esto no debería volver a suceder, pusieron a la terna arbitral en el ojo de la tormenta y cualquiera que vio el partido sabe que no hubo ninguna incidencia en el resultado, pero tomársela con nosotros es lo más fácil.

¿Estas cosas te hacen pensar en dejar el arbitraje?

El arbitraje para mí es un lindo hobby. Yo no vivo de esto, esto lo hago porque me gusta y he llegado hasta acá por mis propios medios. Yo tengo un muy buen laburo, tengo un hijo, un familia y cuando suceden cosas así, a veces te replanteas si continuar o no. Pero por estos violentos no pienso dejar el arbitraje.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Fútbol