Conectate con nosotros

Automovilismo

Mujeres al volante: un anuncio que despertó polémicas

En el autódromo de Viedma se desarrollará el fin de semana la primera fecha de la Copa Bora, con el detalle que será exclusiva para pilotos mujeres; la confusión al apuntarla como histórica, cuando en 1994 se disputó la Copa de Damas, y el debate de quienes corrieron hace 28 años.

Una carrera que debió ser un simbolismo se convirtió en un eje de polémicas y desencuentros. Un anuncio que exhibió olvidos y desconocimiento, despertó recelos. La apertura del campeonato de Turismo Carretera, el fin de semana, en el autódromo de Viedma, tendrá entre sus categorías teloneras al TC Pista y a la Copa Bora, la monomarca que acompaña en algunas citas del almanaque a la aventura teceísta y que en esta oportunidad presentará un parque de 18 pilotos, todas mujeres. La esperanza de que la fecha se convierta en el primer eslabón para diseñar un pequeño calendario, que resulte de modelo para un futuro campeonato, va de la mano del TC y sus negociaciones con los gobiernos provinciales. La iniciativa, esta vez, avanzó por el respaldo político y el apoyo económico que brindará la provincia de Río Negro, aunque en el recorrido asomaron entretelones y divergencias por la particularidad y el status que se le pretendió dar al acontecimiento.

La presentación de la singular carrera se realizó en Buenos Aires y la ignorancia o el deseo de otorgarle un tono rimbombante a la fecha generó reacciones. El primer dato que dejó entrever el desconocimiento fue la característica de histórica, cuando en 1994 se creó la Copa de Damas, una categoría federal que tuvo como primera campeona a Marisa Panagópulo. Más tarde, con el ferviente deseo de enmendar la equivocación, se anunció que era la primera vez que se desarrollaría una carrera con pilotos mujeres en Río Negro. Otro papelón: la Copa de Damas visitó el autódromo de General Roca, en el Alto Valle. Finalmente, la información quedó reducida a que sería la primera vez que el autódromo de Viedma, que se estrenó en 2004, sería el escenario de una carrera de pilotos mujeres.

“Pilotas mujeres de todo el país van a venir a nuestra capital a compartir esta categoría. Es un paso más hacia un deporte más igualitario. Con esta decisión, estamos cambiando el paradigma de esta competencia, donde siempre mayoritariamente son los hombres quienes pilotan los vehículos”, resaltó la gobernadora Arabela Carreras, que fue parte de la delegación que encabezó recientemente el presidente Alberto Fernández por Rusia y China. La docente y ex ministra de Turismo provincial y legisladora rionegrina comenzó en octubre pasado las negociaciones con Aldo Morello, presidente de la Copa Bora. El proyecto tiene una tercera protagonista, la piloto barilochense Aixa Franke -compite en el Top Race Junior-, que posee vínculos, a través de terceros, con Carreras. No resultó una casualidad que, en la presentación, Franke fuera la única piloto que tomó parte del acto y tampoco que haya presentado una lista con candidatas para correr el fin de semana.

El cupo será de 18 autos y la selección de pilotos abarcó a todo el país. “Todas tienen experiencia en el automovilismo, en karting o en categorías zonales. Además, tuvieron una capacitación. La búsqueda fue intensa y si había 100 autos disponibles, se ocupaban todas las butacas”, le comenta, desde Viedma, Morello a La Nacion. Entre las competidoras estarán la chubutense Andrea Vázquez, que es fiscal en la ciudad de Sarmiento; la juninense y radicada en Misiones, Leticia Ponce de León; la jujeña Silvina Rodríguez… El deseo es extender la experiencia a otra cinco o seis carreras y para eso la Copa Bora va detrás del TC y de las tratativas que el presidente Hugo Mazzacane pueda desarrollar con los gobiernos provinciales, actualmente los principales sponsors de los rituales teceístas. “La repercusión fue fantástica, debe ser la primera vez que los sponsors nos llamaron a nosotros y no al revés. Por eso queremos planificar a futuro con nuevas carreras y armar un torneo”, agrega Morello. El alquiler de un auto de la Copa Bora oscila los 300 mil pesos, aunque para esta singular fecha el costo para Río Negro sería menor por unidad, porque se volcó el dinero de los patrocinadores y de las publicidades que tiene la categoría.

Consultado sobre la posibilidad de que participara alguna de las pilotos de la Copa de Damas 1994, Morello intentó no profundizar al respecto y solo mencionó que “muchas lo tomaron a mal, hay muchos egos”. Única campeona argentina de karting, ex piloto y actual conductora del Auto de Seguridad de las Clases 2 y 3 del Turismo Nacional, María de los Ángeles Hanhcik fue una de las protagonistas de aquella aventura que se gestó hace 28 años. “La preselección fue de más de 200 mujeres y había de todo: chicas que nunca habían competido y otras con ninguna clase de experiencia. Hasta recuerdo de una mujer que me dijo ‘yo soy remisera, manejo en la calle, cómo no voy a manejar acá’. Se logró un excelente parque de autos con los Nissan Sentra de 1.600cm3, y un buen nivel. Marisa Panagópulo, Roxana Tardito y yo éramos kartistas; después se completó la lista con aquellas que aprobaron el curso y los exámenes que dictó la Asociación Sudamericana de Automovilismo (ASAF): Karina Furlan, Alejandra Bessone, Cinthia Akel, Delfina Frers…”, explica Hanhcik a La Nacion. “¿Cuántos autos había? Y eran 25 en la pista y dos o tres quedaban de backup. Fue un boom, con carreras muy divertidas… Después lo que era una novedad empezó a perder interés y si los campeonatos desaparecieron porque el negocio dejó de ser redituable, no lo sé”, agrega la campeona de karting argentino de 1980 y que un año antes, en el sudamericano de San Juan, corrió contra Ayrton Senna y pilotos nacionales como Henry Martin, Gustavo Der Ohanessian, Luis Belloso, Gustavo Verna.

“En mi caso me llamaron para correr, pero no me interesó. Sé que también llamaron a varias pilotos de los zonales y todas desistieron. Primero, sentí una falta de respeto a las que fuimos pioneras: una falta ética y moral, por esa razón pedí en las redes sociales a la gobernadora que pidiera disculpas. Estuvo mal asesorada o le vendieron algo que no es, porque hay que ser piloto de verdad y no marketinera. Cuando me hablaron también les propuse de hacer algo inclusivo, porque esto que lanzaron genera exclusión y no inclusión. Las mujeres se quieren medir con los hombres, quieren ganarles a ellos. Pero no ganarles por ganarles, sino porque es la mejor competencia y la que te va a dar el salto de calidad. Entonces, busquemos el modo de que corran como siempre los hombres, pero que haya un cupo de mujeres”, arremete, quien fue instructora en BMW. Y azuza: “De las chicas que sé que van a correr, hay una que por experiencia debiera marcar siempre el mejor tiempo. Ahora si puede hacerlo o si tendrá el medio mecánico, no lo sé. Y otras, como Rocío Migliore, que acelera con los dos pies, no sé si no la convocaron o no habrá juntado el dinero: porque el auto estará en la pista, pero después lo que se rompe se paga y los gastos empiezan a sumar desde que pisas el autódromo, con el canon de la torre, que son 50 mil pesos”. Una carrera con un pasado histórico, un anunció que despertó polémicas y una competencia que se debate entre la inclusión y la exclusión de la mujer en el automovilismo.

Por Alberto Cantore

ORIGINAL
META IND

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Automovilismo