Conectate con nosotros

Fútbol

Baronio: “Queremos traer la Copa a la Argentina”

Joaquín Baronio arquero de la Selección Argentina de talla baja, nació con acondroplasia, una enfermedad genética que tiene una de cada veinte mil personas y debió operarse tres veces. Estará representando al país en la Copa América que se diputará en Perú a partir del 20 de Mayo.

Por Gonzalo Cornago

Aquel 11 de Febrero de 2010 el miedo paralizaba e intimidaba. El frio quirófano esperaba en silencio. La fecha está grabada a fuego en su memoria. No solo esa fecha, sino la de las dos operaciones posteriores. Joaquín Baronio, es el arquero de la selección argentina de talla baja que disputará la Copa América en Perú. Aunque hoy una sonrisa lo acompañe a todos lados, no siempre fue así. No solo tuvo miedo. También pasó días de dolor, mucho dolor. Sufrimiento y llantos.

“A los siete u ocho meses de embarazo, mis padres ya supieron que yo nacería con acondroplasia. Yo nací sabiendo que tenía esa discapacidad. No recuerdo haber tenido una charla donde me explicaban que yo iba a tener baja estatura ni nada. Lo que sí, siempre me inculcaron lo importante de realizar las operación para tener una mejor calidad de vida. Siempre me acepté como soy, pero si sufrí mucho entre cada operación”.

La acondroplasia es una condición congénita y determinada genéticamente. Los niños y adultos con esta condición tienen baja estatura, miembros cortos y macrocefalia (cabeza grande). La inteligencia es normal así como su rendimiento escolar.

Joaquín disputará su primer torneo oficial con el seleccionado nacional. Su debut será ni más ni menos que en una Copa América, donde la Argentina integra el Grupo 3 junto a México y Ecuador.

“Mi primer operación de tibia y peroné fue a los 9 años, nunca tuve dudas. Siempre tuve miedo, mucho miedo. No quería operarme por miedo a que me pase algo y la bronca de tener que estar tanto tiempo sin movilidad, en una silla de rueda. Pero yo sabía que esas operaciones me iban a cambiar la vida. Yo iba a evolucionar en estatura, en físico . Muchas veces cuando me cruzo con gente que veo que no se han operado, me doy cuenta de la ventaja y la gran evolución que significo en mí la operación. Por eso siempre quiero transmitir ese mensaje: que no duden en operarse, que venzan los miedos que yo tuve, o sus propias dudas, pero que les aseguro que no se van a arrepentir. Es durísimo, duele. Hay momentos de llantos, pero vale la pena, porque te cambia la vida” Joaquín habla con una naturalidad asombrosa de cada una de sus operaciones y explica al detalle sus intervenciones. Casi con la sabiduría de un médico.
En total fueron tres operaciones: una a los 9, otra a los 11 y otra a los 14 años Este tratamiento le permitió crecer 23 cm con las dos operaciones de piernas y 9 cm en los brazos.

La segunda edición de la Copa América de Talla Baja 2022 se jugará en tierras peruanas y contará con la participación de 12 selecciones. El evento tendrá a la selección peruana como el anfitrión. La primera vez que se jugó lo ganaron los paraguayos en Buenos Aires, Argentina, y solo participaron nueve países. La competición tendrá cinco días de duración, entre el 20 y 24 del próximo mes, y la sede será el polideportivo número 1 de la Videna, en San Luis, Lima. Participarán los seleccionados de: Argentina, Ecuador, Estados Unidos, Brasil, Chile, Colombia, Bolivia, Guatemala, México, Paraguay, Marruecos (invitado) y Perú

Joaquín vive en Rosario con sus padres Norberto y Silvina y es el menor de tres hermanos: nació después de Julieta y Federico.

Las cicatrices de las operaciones todavía están presentes. En las piernas casi que ya han tomado el color de la piel y pasan más desapercibidas. Pero en los brazos se notan mucho más, aunque él ni se preocupa en que pasen desapercibidas o no se vean. La discriminación es algo con lo que ha sabido convivir y superar.

“La miraba diferente y la burla siempre están, pero no le doy mucha bola. Cuando era más chiquito me afectaba más, pero nunca me sentí dejado de lado. Siempre era más verbal: ‘Mira este enano. Mira que cabeza que tiene’. Con el tiempo me pude aceptar, me acostumbre a que cualquier persona me diga eso. Hoy en día ha evolucionado un poco, porque la gente se está concientizando más. Pero por ejemplo cuando vas a un shopping un chico con acondroplasia no pueda llegar a lavarse las manos. Aunque no se quiera, eso es discriminación. La sociedad de a poco va cambiando. Hoy noto una diferencia y ojalá siga cambiando. De todas maneras sigue habiendo discriminación de gente que no está informada, o chicos que no conocen del tema y te dicen algo. Pero hoy lo acepto y a mí me pueden preguntar lo que quieran en forma respetuosa, yo no tengo ningún problema en explicarle y en hablar para que nos entiendan”.

Joaquín comenzó a jugar al fútbol a los 4 años en la escuelita de la Asociación Médica, un club donde se practica futbol de salón en forma amateur. Primero fue delantero, luego mediocampista hasta que, cuando la diferencia física con sus compañeros se empezó a notar, decidió probar el arco. “Empecé a atajar antes de la primera operación. Todavía tenía los brazos cortos y por eso hoy me puedo dar cuenta de la gran diferencia. De a poco fui corrigiendo mis errores y me fue gustando cada vez más el puesto. Hoy voy dos veces por semana voy al gimnasio y hace unos años empecé un entrenamiento específico para arqueros. Eso me hizo evolucionar mucho”.

Con esa confianza Joaquín viajará a Perú junto al plantel argentino en busca de la Copa: “Vamos a estar concentrado hasta el miércoles 18 y ese día a la tarde volamos a Perú. Estamos con mucha confianza y las expectativas son muy altas. En lo personal estoy con una gran confianza. Sé todo lo que estuve entrenando y trabajando para esto. Espero dar lo mejor tanto yo como el equipo, así podemos volver al país con la Copa”.

FM deportes
META IND
ORIGINAL
Ramírez
Nogopaint

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Fútbol