Conectate con nosotros

Otros

No conocía la disciplina y casi logra una medalla en los Juegos Suramericanos

La increíble historia de la entrerriana Milagros Corrales: hace tan solo un mes practica el Frontball, fue la mejor argentina en la especialidad y estuvo muy cerca de ir por la medalla de oro.

Por Gonzalo Cornago

Los III Juegos Suramericanos de la Juventud Rosario 2022 tuvieron un cierre acorde a lo que fueron: una fiesta del deporte. Después de las instancias protocolares de rigor que se realizaron en el Lago, los deportistas y los voluntarios disfrutaron de una celebración en el escenario de premiación, que estuvo enclavado en el corazón de la competencia: el Fan Fest del Parque Único Suramericano.

El cierre del mega evento internacional que reunió a casi 2.500 deportistas de 15 países, 1.500 voluntarios y que durante los once días más de un millón de personas pasaron por el Parque, contó con la presencia del intendente de Rosario, Pablo Javkin; el gobernador de la provincia de Santa Fe, Omar Perotti; y el presidente de la Organización Deportiva Suramericana (Odesur), Camilo Pérez López Moreira. Fue una jornada inolvidable, sobre todo para la nogoyaense Milagros Corrales quien todavía no sale de su asombro por todo lo vivido. Mili comenzó a entrenar la especialidad del Frontball hace tan solo un mes y casi termina con una medalla colgada en su cuello. Esta disciplina fue creada en 2008 y desde abril de 2015 se incorporó a la Federación Internacional de Pelota Vasca que tiene como objetivo organizar competiciones internacionales tanto a nivel masculino como femenino. Es una disciplina individual, por lo que se juega ‘uno contra uno’. Ambos participantes deben golpear la pelota con su mano —abierta o cerrada— para que esta rebote contra el frontón.

“El 14 de Febrero de 2021 había ido a participar de un encuentro nacional de Pelota Paleta categoría Damas en Gualeguay y le dieron a Joha Zair, mi entrenadora una pelotita de frontball y ella la tenia siempre con la chamba (la pelota azul que es mas blanda y lenta que la tradicional pelotita negra). Yo le pregunté para que servía esa otra pelota que le habían dado y Joha me explicó de que se trataba el Frontball. Como a mí siempre me gustaron los deportes individuales, me despertó curiosidad. Tiempo después hubo una Liga entrerriana que se hace todos los años y me vio Span de Crespo y me dijo que había una página de Frontball que escriba para que sepan que me interesaba la especialidad. Enseguida el entrenador me mando un mensaje contándome que entrenaban en Paraná, miércoles y sábados de 9 a 12. Ahí empecé a entrenar y después me llamaron de la CAP y me comunicaron que me citaban para entrenar en el CENARD. Ahí me entere que había un Suramericano sub 22 y ahí fuimos elegidas con Clarisa Ayala de Crespo y Victoria Gotte de Paraná“.

En un mes pasaste de no conocer la especialidad a representar a la Argentina en los Juegos Suramericanos

Fue una locura todo lo que viví. A mi siempre me gustaron los deportes, hice atletismo, rugby, vóley, pero lo máximo a nivel competitivo y competencia de alto nivel había sido en los Juegos Evitas donde realicé lanzamiento de martillo. Acá de golpe representaba a mí país y tenía a todo la gente gritando “Argentina, Argentina”. Fue muy fuerte asimilar todo eso. Así y todo estuve muy cerquita de jugar por la medalla de or. Fue un verdadero partidazo donde perdí el primer set 9-10 gané el segundo 10-9 y estaba 4-0 el tercero, me sentía casi en la final y hubo una pelota discutida. Ahí me desenfoque, perdí 4 putos seguidos. Ahí llore mucho por perder ese partido y el pase a la final. Esa noche me puse muy nerviosa casi no dormí. Me puse a pensar en el partido por la medalla de bronce: que estrategia emplear, por donde jugarle. Todo me daba vuelta en la cabeza. Entré tensa a jugar y a pesar de eso iba ganando 9-7 y la ansiedad me ganó y perdí finalmente el set. En el segundo me sacó 5 0 y lo pude revertir hasta ponerme 6 iguales y volví a cometer errores. Había mucha gente hinchando por mí: era hermoso y a la vez me ponía muy nerviosa y perdí el partido. Me quedo el gusto amargo porque se que lo perdí yo al partido, no me lo ganó mi rival.

A pesar de todo, ¿el balance es más que positivo?

Sí, totalmente, fue una experiencia hermosa. Conocí personas de otros países, intercambiamos remeras, vi muchos deportes. Se sentía tan lindo que todos griten Argentina, Argentina. Los chicos cuando terminaban los partidos me hacían firmarle las remeras, los buzos. Fue una locura, todos me mandaban mensajes, nunca me sentí sola porque cada mensaje me llegaba al corazón. Ahora quiero seguir metiéndole con todo para Agosto donde habrá un torneo en Chile. Entrenar mejor para pulir los errores y canalizar la bronca para prepararme de la mejor manera para llegar bien preparada a Chile y buscar la revancha.

FM deportes
META IND
ORIGINAL
Ramírez
Nogopaint

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Otros